La Admisión Vespertina de UNAB marca la diferencia a la hora de decidir por un plan no tradicional de estudios. La misma malla, el mismo título y la misma universidad son el sello de una educación comprometida con el rigor y la excelencia académica al no existir diferencias entre la calidad de los planes de estudio diurnos y vespertinos.

Si bien trabajar y estudiar no es una tarea fácil ya que requiere de gran motivación y compromiso, una carrera vespertina aumenta considerablemente tus posibilidades de acceder a mejores trabajos una vez graduado.

Integra tu experiencia laboral y estudios previos

Estudiar una carrera en el régimen de Admisión Vespertina es una excelente oportunidad para acreditar tus conocimientos previos en la disciplina. Existen diversos planes que van desde estudiar una carrera por completo o continuar estudios anteriores y validarlos.

Tanto para quienes se han desarrollado trabajando en un área específica, como para quienes tienen una formación de base en la enseñanza técnica, esta es una forma de poner en valor los conocimientos que se han adquirido y tener la posibilidad de ir ascendiendo para optar a mejores trabajos y remuneraciones.

Trabaja y estudia

Gracias al régimen vespertino de estudios es posible mantener un trabajo a la par con las obligaciones académicas. Muchas veces trabajar y estudiar es la única forma de poder acceder a la universidad, independiente de becas y beneficios.

Sin embargo, también es una excelente manera de continuar capacitándote en tu área para mejorar constantemente en tu trabajo. En esata modalidad, puedes ordenar y optimizar mejor tus tiempos, para así cumplir con las exigencias académicas propias de un desarrollo de pre o postgrado.

Cumple con tus responsabilidades personales

Poder compatibilizar el cuidado de los hijos y las responsabilidades familiares es otro de los beneficios que una carrera vespertina puede entregar a la hora de comenzar o continuar tus estudios.

En este sentido, para quienes piensan en estudiar una vez que sus responsabilidades personales y laborales sean menos apremiantes,  una carrera vespertina es una excelente forma de empezar a forjar su futuro sin dejar de lado las obligaciones.

Optimiza tus tiempos de estudio

Elegir el régimen vespertino ayuda a organizar mejor las distintas actividades que se realizan durante el día, ya que existe una conciencia más clara sobre los tiempos de los que se dispone para las obligaciones.

Sin embargo, la Admisión Vespertina puede ser una manera no tan obvia de aumentar las probabilidades de éxito académico para quienes han tenido diversas dificultades de aprendizaje a lo largo de su vida como estudiantes.

La evidencia científica disponible hoy en día indica que dormir bien en la noche, estudiar durante el día y luego asistir a clases mejora considerablemente la capacidad de procesar la nueva información e ir consolidando el aprendizaje. En este sentido, el horario vespertino puede ser una gran ayuda para tener un buen paso por la universidad y asegurarse un mejor futuro.