salud

Algunos han soñado desde pequeños con poder ayudar a otros y descubrir la cura para una extraña enfermedad. Si te cuentas entre esas personas, seguramente ya sabes que la medicina es una de las áreas profesionales más gratificantes, pero también de las más exigentes.

¿Cómo saber si una de estas desafiantes carreras es la indicada para ti? Mira los 5 signos para descubrirlo:

1. Te apasiona saber cómo funciona el cuerpo humano

Nuestro cuerpo es como una máquina en donde todo existe por una razón. Aprender cómo es que transformamos los alimentos en energía, cómo trabaja nuestro corazón o cómo es que somos capaces de hacer una cuenta matemática es una aventura sumamente estimulante para los curiosos que quieren descubrir los secretos del organismo humano.

Dentro de las carreras del área salud, hay disciplinas especializadas en cada parte del cuerpo y podrás elegir la que más te atraiga.

2.  Eres el encargado de diagnosticar a tus amigos

En un  grupo de amigos siempre hay alguien que asume el rol de “médico” grupal. Hay una persona que asegura que su compañero tiene anginas o gripe con sólo analizar algunos de sus síntomas.

¿Te sientes identificado? Posiblemente también seas de los que ante cualquier malestar buscan en internet las posibles causas y soluciones. Si estudias medicina, ¡podrás diagnosticar profesionalmente!

3. Tienes un estómago preparado

¿Eres de los que buscan videos de operaciones y huesos rotos en Instagram? Como estudiante y profesional médico tendrás que estar preparado para ver cosas que impresionan a la mayoría.

Los aspirantes a seguir carreras del área salud no tienen problemas con curar heridas o practicar intervenciones complejas. ¿Estás emocionado de sólo imaginarlo? Entonces tal vez la salud sea lo tuyo.

4. Puedes trabajar en equipo y no dudas en pedir ayuda

Cada profesional de la salud se especializa en determinadas enfermedades y tratamientos. Pero para diagnosticar a un paciente se necesita del conocimiento de varias personas.

En un hospital o clínica, trabajarás a diario con grandes equipos y deberás estar en constante comunicación con los demás. Es importante también que puedas dejar tu ego a un lado y pedir ayuda inmediatamente cuando la necesites.

5. ¿Poco tiempo libre? ¡No hay problema!

Las carreras relacionadas con el cuidado de la salud requieren de horas y horas de estudio. Para combinar los estudios con tu vida social y otras actividades de tu preferencia, tendrás que convertirte en un experto al momento de organizar la semana.

Como profesional, también necesitarás estar preparado para trabajar en horarios poco comunes (por la noche o los fines de semana) y hacer horas extra algunos días.

Si estás pensando que el sacrificio vale la pena por salvar la vida de una persona, entonces no deberías dudar en inscribirte en carreras del área salud. ¡Sigue el llamado de tu vocación!

Guardar