Compatibilizar el tiempo entre tus estudios, amigos, tus ratos de esparcimiento y familiares, es un reto al que te enfrentas todos los días. Además, las exigencias en el colegio incrementan cada vez más en la medida que te acercas a los últimos períodos académicos, y por si fuera poco, estás en proceso de transición hacia una nueva etapa de tu vida: la universidad.

Tomar un preuniversitario te brindará una importante ventaja a la hora de prepararte para la PSU y así obtener el puntaje deseado para la carrera de tus sueños. En un preuniversitario lograrás reforzar los conocimientos que aprendes en el colegio y además tendrás la oportunidad de desarrollar otras habilidades para enfrentarte de mejor manera a la prueba.

Incorporar una nueva actividad a tu cargado horario no tiene por qué ser complejo y agotador. En realidad, la clave está en saber cómo administrar correctamente el tiempo y compatibilizar las actividades del colegio con el preuniversitario.

A continuación revisa este video con varios tips que te serán de ayuda: