Llego el momento de responder la pregunta: “¿Qué quieres ser cuando seas grande?”.  A medida que se acerca el proceso de admisión 2019 se vuelve más real el hecho de que debes decidir. No es un tema para tomar a la ligera, pero no te preocupes, los factores a considerar para elegir tu profesión son identificables y esperamos que, luego de leer este artículo, puedas definir mejor cuáles carreras serían ideales para ti.

Vocación e intereses

Identificas tu vocación en aquello que te inspira. Muchos han descubierto su vocación en el arte o la ciencia. Por ejemplo, la vocación de servicio es vital para las profesiones como medicina, enfermería, educación, trabajo social y aquellas que se basan en ayudar a otros.

Para identificar tu vocación piensa en lo que te llena de satisfacción. No necesariamente tienes que decidir tu profesión en base a ella, pero puede ayudarte a ver características deseables en las opciones de carreras que tengas.

Identifica tus talentos, esas cosas para las que somos buenos. No solo en lo académico, los talentos pueden ser muchos y variados: tener una buena capacidad de redacción, aplicar pensamiento lógico,  ser bueno oyendo a los demás, entre otros. Identificar tus talentos te ayuda a definir qué te sería fácil aprender y en qué te puedes destacar como profesional.

Si aún presentas dudas, lo mejor es acudir a un test vocacional. Esta herramienta te ayudará precisamente a descubrir, por ejemplo ¿Qué cosas llaman tu atención? ¿Qué pica tu curiosidad y te hace querer saber más sobre el tema? y otras interrogantes. Accede aquí a un completo test en línea de UNAB e identifica tus habilidades.

Estudiar una carrera es un intenso proceso de aprendizaje, y lo que te interesa te inspira a aprender más.

Mercado laboral

Ten en cuenta la oferta laboral para las distintas carreras. Si bien la decisión de qué estudiar no debería basarse exclusivamente en el ingreso monetario que puedas tener, es importante saber si podrás efectivamente ejercer tu profesión y ganar un buen sueldo.

No tener opciones de empleo o quedar atrapado en un mercado muy reducido (por ejemplo: trabajar en un lugar solo porque es el único que emplea profesionales de esa área), puede llegar a ser frustrante, así que infórmate para  evitar esas situaciones.

También puedes considerar, si quieres vivir en otro país en algún momento, qué carreras te permitirían ejercer en el exterior. Todo depende de tus objetivos de vida, considéralos siempre al momento de tomar esta decisión.

¿Cómo sería tu trabajo?

La vida de trabajador es distinta a la de estudiante. Es ideal que te informes sobre las actividades de cada profesión. Habla con personas que trabajen en lo que te interesa o investiga en libros, internet y noticias al respecto.

Nunca olvides que después de graduarte, debes ejercer tu profesión y ganar tu sustento ejecutando ese trabajo todos los días.

Si aún sigues confundido con respecto a tu decisión puedes consultar a un orientador vocacional o hablar con personas que admires, para entender cómo formaron su vida laboral. También, puedes participar de encuentros interescolares; esta iniciativa de UNAB reúne lo mejor de la oferta académica al servicio de los estudiantes de Educación Media, entregándoles herramientas para participar activamente en la toma de decisiones, incentivando el liderazgo y la vocación, en un entorno similar al de su futuro desarrollo profesional.

Recuerda que lo importante es que cuando elijas tu carrera te esfuerces en aprender y convertirte en un profesional de calidad. Te deseamos todo el éxito en el proceso de admisión 2019.