Tienes facilidad para las matemáticas

Esto es quizá lo más importante porque la ingeniería va de la mano con las matemáticas, así que estarán presentes a lo largo de toda tu carrera y de tu vida profesional. Si las clases de álgebra, cálculo y estadística se te complican o te parecen aburridas, quizá debas considerar otro tipo de carrera y no una ingeniería.

Tienes habilidad para resolver problemas

Si estás pensando en ingenierías como carreras profesionales, es porque tienes habilidad e interés en resolver problemas. Esto se da principalmente en la facilidad para enfrentar retos, idear nuevas formas de sortear tareas o dominar e inventar nuevos métodos para una acción específica. Si eres creativo y constante, la ingeniería se te hará fácil.

Se te facilita mucho la informática

Si disfrutas pasar tiempo en la computadora y tu familia y conocidos siempre recurren a ti para que les ayudes en estos temas, es posible que una ingeniería sea para ti, sobre todo si continuamente piensas cómo podrías mejorar un programa o un CPU.

Eres curioso

Si eres del tipo de persona que siempre quiere saber cómo funcionan las cosas y desde pequeño acostumbrabas desarmar tus juguetes o aparatos de la casa, definitivamente podrías convertirte en ingeniero.

Eres organizado

Considera si tienes problemas con el orden, para cumplir tus tareas o para organizar tus horarios. La ingeniería es una profesión que exige mucha planeación y, si eres desordenado, es posible que se te complique un poco esta carrera.

Eres paciente

Como ingeniero enfrentarás problemas, ecuaciones y situaciones que son difíciles de resolver y, muchas veces, ni siquiera sabrás por dónde empezar. Por eso debes tener un temperamento equilibrado para abordar cada paso del proceso sin perder la calma.

Te gustan los idiomas

Considera si ya sabes inglés o estás dispuesto a aprenderlo porque lo vas a necesitar mucho. La mayoría de los libros sobre ingeniería están escritos en inglés, aunque esto también es una realidad para la mayoría de las profesiones. Si aún no dominas este idioma, es muy recomendable que lo empieces a estudiar antes de entrar a la carrera, sea cual sea.

Te gusta razonar

Finalmente, si prefieres comprender y razonar en lugar de memorizar las cosas que está aprendiendo, tienes una característica básica para estudiar ingeniería. Recuerda que los ingenieros se preguntan continuamente cómo funcionan las cosas y no se sienten satisfechos hasta comprender cada detalle.

Si te sientes identificado con 5 o más de estas afirmaciones, entonces encajas perfectamente como ingeniero. Considera las distintas opciones y antes de decidir entre una ingeniería y otra, es conveniente que visites la facultad de ingeniería para conversar con estudiantes y profesores. Así sabrás elegir bien y seguir tu verdadera pasión.