Explora Unab
Unab

PreunabEl segundo semestre ya está en marcha y quedan menos de tres meses para que miles de estudiantes deban rendir la Prueba de Selección Universitaria (PSU) el próximo 27 y 28 de noviembre. ¿Cómo aprovechar el tiempo que queda? ¿De qué forma organizar el estudio? ¿A qué debo darle prioridad?

Emilio Castro, director académico de PREUNAB, el preuniversitario online y gratuito de la Universidad Andrés Bello (UNAB), responde estas preguntas y entrega recomendaciones para seguir enfrentando adecuadamente la preparación de este importante examen.

“La ventaja que ofrece PREUNAB es la posibilidad de revisar todos los contenidos que incorpora la PSU, de manera progresiva y ordenada”, destaca. Sólo es necesario registrarse en www.preunab.cl para acceder al material de las distintas pruebas que incluye la PSU: Lenguaje y Comunicación, Matemáticas, Historia y Ciencias Sociales, Biología, Física y Química. Cada una de ellas está dividida en distintas clases, donde se pueden revisar contenidos y ejemplos.

1. Establecer bloques de estudio

Para afrontar el estudio de buena forma y aprovechar estos últimos meses, el experto recomienda trabajar sistemáticamente, de acuerdo a un horario previamente programado y en condiciones que favorezcan la concentración. “Se debe definir un horario, ya que no da lo mismo estudiar ocho horas un día, que dos horas cada día”, resalta.

2. Estudiar ejercitando

Una preparación adecuada para este examen requiere combinar la revisión de contenidos teóricos con abundante ejercitación práctica. Lo mejor es efectuar ejercicios tipo PSU y realizar ensayos al menos cada 15 días. El académico asegura que “esto permitirá entrenar los tiempos y la experiencia de rendir un test tan extenso como éste”.

En PREUNAB es posible rendir ensayos online en tiempo real o sin límite de tiempo y responder quiz online, que incluyen menos preguntas. Se pueden hacer cuántas veces se desee y después cotejar las respuestas correctas. Para acceder a todo el material sólo es necesario registrarse en el sitio web.

3. No todo puede ser libros

Pasar horas estudiando y haciendo ejercicios puede ser agotador, por lo que también es necesario buscar otras fuentes de preparación, que permitan repasar los contenidos de una manera más entretenida. La Gran Prueba de PREUNAB –que se puede jugar en PC o smartphone, y que está disponible en Google Play y AppStore– combina estudio y diversión.

El juego contempla tres etapas y cada materia tiene 15 rounds de 10 preguntas, con un tiempo limitado para responder. La idea central es sumar la mayor cantidad de puntaje y subir puestos en el ranking general, lo que permitirá acceder a premios y sorteos. “La competencia por lograr el puntaje más alto hace que los estudiantes sigan practicando, lo que trae consigo el aumento de las horas de estudio sin que lo noten ni se vuelva algo tedioso”, explica Castro.

4. Estudiar enseñando

Otra forma de estudiar de una forma más dinámica puede ser conformando un grupo de estudio con amigos y compañeros de colegio, donde cada uno puede enseñarles a los otros los contenidos que maneje de mejor forma. El director de PREUNAB recalca que “si eres capaz de enseñar bien es porque lograste dominar la materia”.

5. Matemáticas: identificar debilidades

A la hora de afrontar la preparación de la PSU de Matemáticas es fundamental que los estudiantes tengan claro sus fortalezas y debilidades, ya que, por ejemplo, detalla Castro, “si no eres bueno en potencias deberías entrenar eso, ya que de esta forma generas cimientos de estudios que son transversales a los contenidos de la PSU”.

Para aquellos que los números les generan mayor dificultad es recomendable enfocarse en las materias elementales, como son los ejes de números y de álgebra, sobre todo pensando en los meses que quedan para la prueba.

6. Lenguaje y Comunicación: entrenar leyendo

En el caso de la PSU de Lenguaje y Comunicación es fundamental practicar la comprensión de lectura, para ello lo ideal es realizar un ejercicio diario o al menos tres veces a la semana. Se debe priorizar contestar correctamente, antes de hacerlo rápido, ya que la velocidad viene con la práctica. Para mejorar la resistencia y la concentración no hay receta mágica, ya que la única forma de lograrlo es leyendo.