Explora Unab
Unab

Children in elementary school on the workshop with their teacher

Porque sabemos que tu futuro es una preocupación constante, queremos informarte que desde el próximo año se establecen nuevas exigencias legales para todos quienes deseen ingresar a estudiar carreras de pedagogía.

Una de las principales medidas de la nueva política que rige a las carreras de pedagogía, la cual se implementará entre los años 2016 y 2026, es que aumentarán los sueldos de los profesores que trabajan en colegios públicos en un promedio de un 30%.

Su implementación permitirá mejorar las condiciones de los profesores, a través de una nueva escala de remuneraciones acorde a distintos niveles de desarrollo profesional y del aumento de horas no lectivas. Asimismo, permitirá crear nuevos derechos para los docentes: al acompañamiento en los primeros años de ejercicio y a la formación continua, ambos garantizados por el Estado.

Requisitos de ingreso a las carreras de pedagogía se elevarán gradualmente:

  • 2017 → 500 puntos PSU, o estar en el 30% superior del ranking de notas, o haber aprobado un programa de acceso a la educación superior reconocido por el Mineduc.
  • 2020 → 525 puntos PSU, o estar en el 20% superior del ranking de notas. Estar en el 40% superior y haber obtenido 500 puntos PSU. Haber aprobado un programa de acceso a la educación superior reconocido por el Mineduc.
  • 2023 → 550 puntos PSU, o estar en el 10% superior del ranking de notas. Estar en el 30% superior y haber obtenido 500 puntos PSU. Haber aprobado un programa de acceso a la educación superior.
  • Se realizarán evaluaciones diagnósticas para fomentar la mejora continua de la formación que reciben los futuros profesores, una al inicio de la carrera, que deberán aplicar las universidades con el fin de responder a las necesidades de nivelación de sus estudiantes y una segunda evaluación, aplicada por el Mineduc al menos un año antes del egreso, para observar la formación entregada al estudiante.
  • La acreditación de las carreras de pedagogía será obligatoria y realizada por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) en base a criterios de calidad.

Sin embargo, en este último punto se dio a conocer una nueva información. La nueva ley establecía que hasta abril era obligación que las carreras ligadas a educación estuviesen acreditadas para que los jóvenes accedieran a fondos públicos, pero dicho punto se derogó, dejando un vacío legal que duraría tres años, estableciendo que en un plazo de tres años las carreras que no estén acreditadas no podrán seguir siendo impartidas.

Elimina así una exigencia de la Ley de Aseguramiento de la Calidad, que estipulaba que las pedagogías no acreditadas “no podrán acceder a ningún tipo de recursos otorgados directamente por el Estado, o que cuenten con su garantía, para el financiamiento de los estudios de sus nuevos alumnos”. Es decir, la nueva legislación dio pie para que, por tres años, los alumnos de programas no acreditados reciban fondos estatales, tales como becas y créditos. Y también gratuidad.