¿Buscas especializarte? ¿Obtener un nuevo título? O si simplemente deseas compatibilizar trabajo y estudios, mira los beneficios de optar por una carrera vespertina:

Flexibilidad horaria

Al escoger estudiar en modo vespertino, puedes organizar mejor tus obligaciones laborales durante el día y luego cumplir con tus estudios. Los docentes e instituciones entienden que los alumnos, en su mayoría, ya están insertos en el mundo laboral, por lo que existen facilidades para que puedas cumplir.

Becas y beneficios

Estudiar en modalidad vespertina tiene la misma validez que el formato diurno, por lo que podrás postular y acceder a todos los beneficios que te corresponden.

Aprende y pone en práctica

Si ya estás inserto en el mundo laboral y decidiste capacitarte con una carrera vespertina o bien estás en proceso de pregrado, estudiar en esta modalidad te dará la posibilidad de poner en práctica automáticamente lo que aprendes, agregando valor además a tu trabajo y llamando la atención de tu empleador.

El régimen vespertino es más económico

Dependiendo de las carreras y los planes, muchas veces esta modalidad es más económica que el régimen diurno tradicional. Disminuyes los traslados, estudias desde casa y así optimizas tu tiempo.

Un título te ayudará a posicionarte mejor en nuevos horizontes laborales

La obtención de un título profesional es fundamental para escalar en tu trabajo o bien, buscar nuevos rumbos laborales. Trabajando y estudiando en modo vespertino, creas hábitos de responsabilidad y esfuerzo, lo que te ayudará sin duda a conseguir ascensos o nuevas oportunidades.