Explora Unab
Unab

gOctubre, queda menos para la PSU y muchos jóvenes ni siquiera tienen claro qué estudiar. Y menos para qué son buenos. La buena noticia es que sí existen formas de saber cuáles son las aptitudes que se poseen para, finalmente, responder la pregunta “¿Qué trabajo me hará feliz?”.

Datos estadísticos indican que un 56% de las personas (¡más de la mitad!), no trabaja en algo relacionado a su profesión o lo que estudió. Esto se debería, principalmente, a la falta de orientación y búsqueda de información de parte de los estudiantes, y a que no existía un sistema certero que los ayudara, con reales alternativas, a elegir la mejor opción. En este escenario de “andar perdida por la vida” se creó, en México, Psicometrix, un nuevo y revolucionario sistema de orientación vocacional, cuyas herramientas permiten definir y trazar con precisión el perfil de un estudiante, para que así pueda elegir bien y en base a datos exactos de su personalidad, lo que le gusta, lo que le apasiona, sus aptitudes y las alternativas estudiantiles acordes a su vocación.

A diferencia de los clásicos test vocacionales, Psicometrix -que ya utilizan muchos colegios públicos y privados de Chile- es una evaluación en línea que, en una semana, entrega la información precisa y datos certeros sobre gustos e inquietudes vocacionales. El alumno llega con una idea y se le pide elegir las 3 carreras que más le gustan. Luego del test se ve el porcentaje de afinidad con esas tres carreras y, además, se le dan 3 alternativas nuevas de estudio que compatibilizan con sus aptitudes, para que así pueda saber quién es realmente en términos vocacionales. De esa manera puede comparar y llegar a un consenso entre sus inquietudes y aptitudes. Es así como Psicometrix se adapta con mayor eficacia a la actualidad, en un mundo rápido y con nuevas necesidades, industrias, mercados y carreras.

Algunos casos
A Francisco sus papás siempre le dijeron que estudiara Medicina, y aunque no estaba muy convencido y le iba bien en las pruebas preparatorias de la PSU, tenía un altísimo interés por el deporte. Psicometrix le recomendó, a raíz de su compatibilidad, la carrera de Kinesiología y hoy estudia para ser Kine-deportivo. Andrea quería estudiar Diseño, pero luego del test descubrió que tenía aptitudes para las ciencias e intereses en la salud, cosa que nunca se había planteado; hoy es una feliz aspirante a enfermera; o el caso de Pablo, quien descubrió que existía Ingeniería en Marketing, con la cual era más compatible que con Ingeniería Comercial, por lo que decidió entrar ahí. Casos como estos suceden a diario. Claramente, una adecuada orientación vocacional debe ser vista como una inversión y un apoyo indispensable en la formación profesional de un estudiante.

¿Para quiénes está orientado? Psicometrix es un sistema tanto institucional – colegios y universidades que lo requieran para los alumnos- como particular; cualquier papá que se interese por el futuro de su hijo lo puede realizar en los tiempos que estime. También es útil para alumnos de Enseñanza Media, o en preuniversitarios, o para aquellos que recién están en su primer año de universidad, porque los puede ayudar a identificar riesgos de deserción o si son poco compatibles con su carrera, para así actuar rápido y tomar una determinación en el momento oportuno. ¿A quién no le gustaría ser feliz con lo que estudia y luego desarrollar sus aptitudes en el trabajo?

¿Cómo elegir?
La elección de una carrera no es tarea sencilla, sobre todo si se considera la gran oferta de carreras e instituciones que existe. Los especialistas recomiendan incluso que este proceso debe empezar en Primero Medio, ya sea a través de conversaciones con los papás u otros adultos, quienes es indispensable que muestren interés. Si no hay motivación propia para elegir o descubrir una carrera técnica o profesional, o incluso un oficio, jamás terminarás lo empezado. Y por nada del mundo, pensarlo a última hora con el puntaje de la PSU en la mano.

w

Aquí algunas recomendaciones que pueden servir a la hora de elegir:

  1. Explora tus intereses e infórmate para contar con más elementos antes de decidir.
  2. Evalúa si tienes la capacidad para estudiar una determinada carrera. Cada cual sabe cuánto puede dar, es importante que la elección responda a los intereses y también a las capacidades.
  3. Investiga las distintas alternativas que ofrece el Sistema de Educación Superior. Además de las universidades, puedes estudiar en un instituto profesional o en un centro de formación técnica.
  4. Infórmate sobre las carreras que te interesan. En qué consisten, compara mallas curriculares y conoce su campo ocupacional. Es recomendable socializar con personas que estudiaron esa carrera y ya están trabajando.
  5. No es recomendable decidir en función del puntaje que obtengas en la PSU; eso no necesariamente determina un rendimiento exitoso en la Educación Superior.
  6. Debes considerar la variable económica, tanto en relación al financiamiento de la carrera como en los ingresos esperados, y la probabilidad de encontrar empleo una vez titulado.

Nota Publicada por la Revista Mujer (nuevamujer.com)
Por: Marita Barías