Explora Unab
Unab

En nuestro país, la tasa de deserción anual de algunas carreras universitarias alcanza más del 30%, según datos oficiales del Ministerio de Educación (Mineduc). Una de las claves para revertir este preocupante fenómeno, aseguran los expertos, es motivar a los jóvenes a estudiar carreras por vocación.

Dentro de pocos meses, los miles de preuniversitarios que preparan la PSU tendrán que enfrentarse a esta importante decisión.

¿Eres uno de ellos? Entonces te contamos por qué deberías estudiar una carrera por vocación:

Te motivarás para asistir a clase y estudiar

No vamos a negarlo. Tu primer año como universitario será sinónimo de nuevas experiencias, nuevos amigos y muchas horas de carrete; al punto que ir a clase será realmente un sacrificio en ocasiones. Lo bueno es que si estudias algo que te gusta encontrarás una motivación extra para no faltar.

Lo mismo sucederá cuando tengas que estudiar para complicados exámenes o preparar duras presentaciones. 

Disfrutarás más de tu vida como universitario

El factor académico incide mucho más de lo que crees en tu vida como universitario fuera de las aulas. 

Al estudiar una carrera por vocación te será más fácil adaptarte a las nuevas exigencias de los profesores, pero también hacer más amigos e integrarte a la cultura de la universidad. 


Querrás seguir aprendiendo aún después de graduarte

La formación continua es un requisito fundamental en el mundo profesional de hoy. Desde ya debes saber que tus años como estudiante no terminan con un título universitario. 

No obstante, si amas tu profesión no te será demasiado difícil volver a las aulas. 

Procesarás mejor la transición al mercado laboral

La transición de la universidad al trabajo no suele ser tan simple como creemos cuando apenas comenzamos a dar nuestros primeros pasos como estudiantes.

El mundo real es duro, pero si trabajas de algo en lo que te gusta, superar obstáculos será mucho más sencillo.

Fuente: Universia Chile