Si eres de aquellos que deben trabajar mientras cursan sus estudios universitarios, entonces este artículo te interesará. Lee a continuación, las mejores estrategias para gestionar el tiempo, sin descuidar el trabajo:

1. El calendario es un valioso instrumento

Usa un calendario y coloca en él tus actividades diarias. Ahora bien, es importante que fijes este calendario en un lugar que sea observable por ti, ya que así te servirá como recordatorio visual de las actividades pendientes.

En la actualidad, existen diversas aplicaciones para tu smartphone que sirven para planificar tus actividades diarias o mensuales. Algunas tienen incorporadas alarmas y e incluso envían recordatorios a tu correo electrónico.

Ya sea que uses una app o decantes por lo más clásico (el calendario colgado en la pared, por ejemplo), verás que podrás estudiar y trabajar al mismo tiempo de forma organizada.

2. Planifica y aprovecha todo momento

Se puede trabajar y estudiar si consideras cada minuto del día como valioso. Por ejemplo, durante la jornada laboral hay momentos libres para tomar café o al momento de transportarte. Usa esos instantes para realizar actividades de investigación, repasar o adelantar otras asignaciones. ¡Así avanzarás con tus obligaciones académicas rápidamente!

3. Comunica a otros tus actividades

La mayoría de las empresas se muestran interesadas en la superación académica de su personal. Por esto, sé franco y explica a tu jefe los horarios e implicaciones de la carrera que cursas. Te sorprenderá saber que algunas empresas ofrecen ventajas horarias para que puedas estudiar y trabajar cómodamente.

Por otro lado, si eres de admisión vespertina, coméntale a los profesores y compañeros de tus actividades laborales. Esto te será muy útil cuando, por alguna razón de fuerza mayor, debas faltar a clases y necesites ciertas consideraciones.

4. Usa mejores métodos de estudio

Los mapas mentales y resúmenes son muy eficaces para comprender y abarcar temas en poco tiempo. Está comprobado que para el aprendizaje es mucho más útil la comprensión que la memorización de los materiales pedagógicos, por lo que su práctica constituye uno de los mejores consejos para estudiar y trabajar.

Así mismo, aplicar los aspectos sobresalientes de lo que aprendes, como tema cotidiano de conversación, por ejemplo, te permite familiarizarte mucho mejor con la información que asimilas.

5. No descuides tu salud

Combinar los estudios y el trabajo puede resultar agotador. Por eso, aparta tiempo semanal para realizar alguna actividad al aire libre, ir al cine o practicar algún deporte. Esto evitará la ansiedad, la sensación de fatiga y comprobarás que se puede trabajar y estudiar alternadamente.

Si lograste la admisión vespertina en la UNAB, procura dormir un promedio de 7 a 8 horas diarias. Está demostrado que el cerebro repone energías y aprende información en esos lapsos para una persona adulta.

Sigue estos consejos para estudiar y trabajar y podrás lograr tus metas de forma equilibrada, sin sacrificar tampoco el tiempo que necesitas para dedicarlo a tus familiares y amigos.