5 cosas que puedes hacer para encontrar tu vocación

5 consejos para saber cómo encontrar mi vocación en la vida

Aunque es vital reflexionar al respecto y discutirlo con las personas que más te importan, la vocación también puede descubrirse mediante otras pruebas sencillas, entre las que se encuentran:

1. Tomar algún taller relacionado con tus intereses

Para orientarte mejor y entender hacia donde quieres ir, puedes buscar talleres o cursos relacionados con el área de tu interés, ya sea química, programación, diseño gráfico, pedagogía o literatura. Puedes averiguar en internet sobre ellos y ahí escoger el mejor para ti, lo importante es no olvidar elegir el curso cuyos horarios más te convengan.

Si no deseas tomarlos de manera presencial, intenta buscar uno en línea, para que puedas acomodar tus otras responsabilidades de manera más sencilla, y te sea fácil acceder a las clases grabadas. Eso sí, siempre toma notas sobre aquello que te llama la atención.

2. Visitar las facultades

Mantente atento a los días abiertos al público que promueven las universidades. No solamente conocerás las instalaciones e interactuarás con los estudiantes del área que te interesa, sino que podrás experimentar en carne propia las clases.

De esta forma, conocerás el nivel académico que requieren, el proceso de aprendizaje y la calidad de los docentes, factores esenciales que contribuirán a tu decisión.

3. Conversar con profesionales de esas áreas

Además de conocer a los profesores, es importante que, dentro de lo posible, puedas hablar con alguno de ellos o con cualquier profesional que se dedique a lo que te interesa, pues así aclararás todas las dudas relacionadas con la carrera o al área de tu interés.

Esta acción es particularmente crucial, dado que ellos están trabajando en eso, y sabrán decirte de primera mano los desafíos, problemáticas y alegrías que conlleva. Si adicional a la conversación, puedes verlos en su trabajo, será aún mejor.

4. Enseñar a otras personas

Una buena manera de saber cuál es tu vocación profesional es queriendo enseñarle a las personas sobre eso que te apasiona, pues finalmente si disfrutas compartir e instruir en lo que te gusta a otros, ya sea en música, escritura, ciencias o decoración de interiores; entenderás que por ahí va la línea de tu futuro.

Míralo de esta manera: tu vocación es aquello que te complace compartir, platicar y enseñar a otras personas, no es algo exclusivo para ti mismo.

5. Realizar un test vocacional

Básicamente, un test vocacional es un cuestionario que te hace reflexionar sobre aquellas habilidades y puntos débiles que posees, con el objetivo principal de entender en qué área encajas.

El test evalúa tus fortalezas académicas e inclinaciones de carácter, y te comunica en qué disciplina te desempeñarías mejor. Sin embargo, recuerda que este tipo de pruebas no son definitivas, sino que sirven como una guía preliminar para hallar tu vocación.

Toma el test vocacional UNAB

Dado que ya sabes cómo puede ayudarte, ¿por qué no descubres qué aptitudes posees y de qué manera pueden serte útiles? El test vocacional UNAB te permitirá comparar tus resultados con los perfiles de las carreras actuales, también te sugerirá áreas y sub-áreas de carreras universitarias donde tus talentos puedan prosperar.

Conéctate con tus intereses, fortalezas e inquietudes, y encuentra respuestas para cada uno de ellos en la UNAB.