El nuevo director de Periodismo del Campus Creativo UNAB, Claudio Broitman, habló sobre el desafío que significa estar al frente de una Escuela con una amplia trayectoria, cómo espera que sea el nuevo sello de la carrera y cómo deben adaptarse los estudiantes y egresados a los nuevos escenarios de la sociedad.

A principios de abril, asumió el nuevo director de la Escuela de Periodismo del Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello (UNAB), Claudio Broitman, quien es licenciado en Historia y periodista de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Luego de una primera experiencia profesional en Chile, en edición de contenidos culturales y en manejo de redes y comunidades en medios digitales, decidió profundizar sus conocimientos en Francia, en Ciencias de la Información y la Comunicación.

Claudio Broitman, nuevo director de Periodismo UNAB.

Primero, realizó un Magíster en la École Normale Supérieure en Lyon sobre Producción de Contenidos Culturales y, posteriormente, cursó un Doctorado en la Universidad Paris Sorbonne donde desarrolló una tesis relativa a la producción de conocimientos y discursos en la controversia sociotécnica de HidroAysén.  Además, trabajó en el Ministerio de Cultura francés, en el grupo de interés científico “Instituciones patrimoniales y prácticas interculturales”.

En 2015 volvió a Chile donde se desempeñó durante dos años como jefe de carrera de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Santiago (Usach) y, posteriormente, como director del Magíster en Ciencias de la Comunicación de la misma casa de estudios durante dos años más.

También ha publicado en numerosas revistas en las principales indizaciones científicas, así como en libros especializados, siendo sus principales temas de investigación la comunicación medioambiental, el riesgo, la producción de saberes y conocimientos, el análisis del discurso y las controversias sociotécnicas.

A su llegada a la UNAB, Claudio Broitman enfrentará las nuevas etapas de desarrollo que la Escuela de Periodismo tiene por delante, ya sea en materia de innovación curricular, integración disciplinar, certificación, cambios en el medio profesional, vinculación con el medio, entre otras. Respecto a este nuevo desafío y su experiencia profesional, conversamos con él a continuación:

– ¿Por qué te interesó asumir este nuevo cargo y llegar a la Escuela de Periodismo de la Universidad Andrés Bello que cuenta con 31 años de trayectoria?

Es una carrera con tradición dentro de las escuelas de Periodismo, y eso inmediatamente le da una preponderancia que hace el espacio interesante per seLa UNAB es una universidad que ha hecho muy bien las cosas, uno que está en el contexto académico lo sabe, es muy fuerte en investigación en ciencias básicas y también en algunas ciencias sociales. Además, tiene un sello social marcado, es una universidad pluralista y laica. Esos son valores que a mí me acomodan mucho y no estaría dispuesto a trabajar en un contexto diferente porque me interesa la educación con sentido social, en un contexto más bien republicano y la UNAB se alinea con todos esos principios.

– ¿Cuál es el sello que le quisieras dar a la carrera de ahora en adelante?

La verdad es que hay un desafío grande al ser una carrera de larga trayectoria, entonces, la idea es realzar a la Escuela al lugar donde se merece. Porque, si es una carrera con tan larga trayectoria, significa que tiene muchos egresados que están en el campo profesional y hay una huella en la sociedad. Queremos darle un baño académico a la carrera, generar una cierta impronta y énfasis en la investigación, además de trabajar con nuestros estudiantes este sello del Campus Creativo que tiene que ver con la interdisciplinaridad. Sabemos que los medios de comunicación se están reduciendo cada vez más, pero también hay una visible necesidad de nuevos medios y nuevas formas, no me refiero solamente a las redes sociales, sino también a los medios alternativos que han proliferado y hay evidencia de que tienen lectoría e injerencia pública. No es que el periodismo se esté muriendo, no se va a morir, sino que se está transformando, entonces, para adaptarse a esto, la apuesta de Periodismo del Campus Creativo UNAB es formar a nuestros egresados en la interdisciplina, teniendo un conocimiento teórico-metodológico de cómo las distintas disciplinas que confluyen se articulan para ser capaces de plantear preguntas, problemas y eventuales soluciones. Creo que, en el fondo, son habilidades y herramientas que van mucho más allá de la mirada que se ha tenido tradicionalmente del periodista, que es la del reportero. La idea es salirse un poco de ahí y acercarse a esta concepción más plástica del periodista, el cual se puede desarrollar en contextos profesionales sumamente diversos.

– El mundo postpandemia representará un nuevo desafío para la profesión, ¿cómo podrán aportar las comunicaciones en este escenario futuro?

Ya lo veníamos viendo con esto de la sociedad del conocimiento, pero ahora, este escenario crítico dejó en evidencia el carácter central de las comunicaciones en la sociedad contemporánea. Esto es algo muy transversal, ya que todos creen que son expertos en comunicación, pero no basta con saber hablar bien en cámara u ocupar alguna herramienta técnica. La comunicación en sí misma es un problema y esto ha quedado de manifiesto en diversas emergencias como las noticias falsas o la llamada “infodemia”, que problematiza otra pandemia, la del exceso de información y las formas que tienen los ciudadanos para enfrentarla. Entonces, yo creo que todo este ruido comunicacional del que hoy la sociedad es testigo, no hace sino poner al centro de los grandes debates públicos la comunicación y, por eso, es importante que nuestros estudiantes y egresados tengan una mirada crítica, con una impronta ética, sobre el problema, porque van a tener que desenvolverse en él y enfrentarse a situaciones que no tienen una lectura tan simple.