A la hora de estudiar para los ejercicios PSU de Lenguaje identifica tus debilidades y prioriza los temas a los que debes dedicar mayor atención. La utilización de las siguientes herramientas te permitirá mejorar tus competencias y entendimiento:

  1. Hábito de lectura: Es fundamental leer para aprender un idioma, sus normas gramaticales y vocabulario. Puede ayudarte en la comprensión de un texto, subrayar lo que consideres más importante e incluso realizar algún resumen. Entender lo que lees es elemental no solo para la prueba PSU de lenguaje, sino también para otros ámbitos como resolver problemas matemáticos, analizar hechos históricos o relacionar conceptos científicos.
  2. Elaborar mapas conceptuales: Un mapa conceptualpuede ser de gran apoyo para comprender como se organiza la información y las relaciones entre los componentes de un texto. Analizar la estructura del texto también te permitirá determinar las ideas u oraciones que sean esenciales. Si estudias utilizando mapas conceptuales, la información se registrará de manera estructurada en tu memoria y podrás recordarla con mayor facilidad.
  3. Formular preguntas:Las preguntas te ayudan a recordar, analizar y evaluar el texto. Permiten localizar lo más destacado dentro de él y relacionar las ideas de manera lógica. Los buenos lectores suelen realizar pausas al finalizar cada párrafo o sección y comprueban su nivel de comprensión haciéndose preguntas sobre lo que acaban de leer.
  4. Buscar las palabras desconocidas: No podrás comprender un texto en su totalidad si desconoces el significado de muchas de sus palabras. Procura leer siempre con un diccionario cerca, de esta manera ampliarás tu vocabulario notablemente y aprenderás a utilizar las palabras en el contexto adecuado. Sin darte cuenta, los textos que escribas irán incrementando su calidad.
  5. Práctica tu redacción: Cuando vayas a escribir un texto, asegúrate de saber qué quieres escribir y piensa cómo lo quieres expresar. No centres tu escritura únicamente en las palabras sino también en las ideas que pretendas transmitir. Con ello conseguirás escribir más rápido y que la lectura de tus textos sea más fluida para el lector.
  6. Realizar ensayos de la prueba: Con la práctica aprenderás la dinámica de los ejercicios PSU de Lenguaje. Recopila todos los exámenes que puedas de años anteriores, los textos serán diferentes, pero los ejercicios pueden tener ciertas similitudes y haber practicado con antelación te dará mayor seguridad en la prueba real.

No existen fórmulas mágicas para rendir con excelencia en la PSU, aunque una buena planificación, dedicación y una efectiva administración del tiempo de estudio serán claves. Tampoco te olvides de descansar bien, estar motivado y confiar en ti mismo. ¡Mucha suerte!