Desafíos de la participación de mujeres en carreras científicas

El ingreso de las mujeres a la universidad es algo que se ha ido abriendo en los últimos siglos.

Sin embargo, en las carreras científicas, la brecha de género no se ha minimizado, lo cual es algo digno de analizar para poder promover y alentar el ingreso de más mujeres en este campo históricamente masculinizado.

La historia acerca de las mujeres científicas en Chile

Fueron varias las carreras universitarias de corte científico orientadas las que protagonizaron el ingreso de las primeras mujeres en Chile en ir a la universidad a fines del siglo XIX. Así se encontraban las de Química y Farmacia, Medicina y Enfermería.

Eloísa Díaz fue una de las mujeres chilenas destacadas en ciencias, por su promoción de la salud pública y el rol de esta en colegios, promoviendo la vacunación y la higiene.

Fue parte de la generación de las primeras mujeres en el país en graduarse de medicina junto a Ernestina Pérez y Eva Quezada Acharán. Las tres, además, fueron las primeras latinoamericanas en titularse como médicas cirujanas en 1887.

Durante la primera mitad del siglo XX, entre algunas de las carreras que destacaban como las más elegidas por mujeres, estaban las de Farmacéutica y Odontología. Estas, claramente, siguiendo la línea de la ciencia en el área de la salud.

¿Cuál es la realidad actual de las profesiones científicas?

Durante los últimos años, la participación de las mujeres en la educación superior ha ido al alza. Las cifras muestran que desde 2016 existe un aumento sostenido, representando en 2021 un 53,3% de las matrículas de primer año en contraste al 46,2% de los hombres.

Sin embargo, si se analizan los resultados por área en el Informe del Consejo Nacional de Educación (CNED), aún sigue muy presente en las matrículas la masculinización en las áreas científicas (54,3%) y tecnológicas (79,1%), o también llamadas carreras STEAM (siglas de Science, Technology, Engineering y Mathematics).

Se tiene que seguir abriendo el camino a más mujeres científicas

Hay estrategias para revertir esta situación, no solo a nivel nacional. Desde la ONU, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) es acortar la brecha de género, considerado dentro el ámbito científico. Ello se debe a que en el mundo solo el 30% de los investigadores corresponden a mujeres.

Los estereotipos, la discriminación y la inequidad son los principales obstáculos. Una de las mejores estrategias es promover a las niñas y jóvenes el ingreso a carreras universitarias científicas. Todo mediante el ejemplo de mujeres que se han abierto paso a pesar del escenario desigual.

Así, dentro de las mujeres chilenas destacadas en ciencias, pueden encontrarse varios referentes. Uno es la astrónoma María Teresa Ruiz, galardonada con el Premio de Ciencias exactas en 1997 y la primera presidenta de la Academia Chilena de Ciencias.

Otra profesional que provoca inspiración es la botánica Gloria Montenegro, con sus investigaciones para preservar ecosistemas y siendo la primera latinoamericana en ganar el premio For Woman In Science de L’Oreal Unesco en 1998.

Estudia carreras científicas en UNAB

Dentro de los valores promovidos por la UNAB, está la formación integral y la responsabilidad social. Siendo todos y todas bienvenidos, teniendo las mismas oportunidades en su formación. Dentro de las carreras científicas ofrecidas están QuímicaIngeniería FísicaAstronomía y Física.

Además, con el fin de promover una cultura institucional que promueva la equidad en la ciencia, es que la casa de estudios formó el Comité para la Equidad de Género y Liderazgo Femenino.

¿Quieres ser parte del cambio? Estudia hoy en UNAB.

Comparte nuestro contenido con tus amigos