El investigador de la Facultad de Ciencias de la Vida y director del Laboratorio de Secuenciación Genómica UNAB, doctor Claudio Meneses, es uno de los especialistas que conforman la nueva Comisión Asesora para el establecimiento de un Sistema de Vigilancia Genómica del COVID-19.

Tal como se ha señalado permanentemente desde el mundo científico, la vigilancia genómica del coronavirus SARS-CoV-2 es esencial para combatir la pandemia. Analizar la información genética de muestras de pacientes Covid-19 positivo permite rastrear los cambios que va teniendo el virus a medida que se replica una y otra vez al propagarse en la población. De esta forma, es posible identificar y monitorear las mutaciones y nuevas variantes que circulan en los distintos territorios.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación ha liderado distintas acciones e iniciativas colaborativas para robustecer esta vigilancia genómica para el manejo de la pandemia en el país. El hito más reciente fue la conformación de una “Comisión de Vigilancia Genómica COVID-19”, compuesta por especialistas de reconocida trayectoria en investigación genómica en el país, entre ellos el doctor Claudio Meneses, investigador de la Facultad de Ciencias de la Vida y director del Laboratorio de Secuenciación Genómica UNAB.

El objetivo de esta comisión es asesorar al Ministro de Ciencia en la coordinación y establecimiento de un programa para detectar variantes de SARS-CoV-2, y entregar información que permita relacionarlas con el comportamiento del virus, la eficacia de las vacunas y otros fines útiles para las políticas públicas asociadas al control de la pandemia.

“A partir de la información generada por el programa de vigilancia genómica se podrá estimar, por ejemplo, cuánto y dónde se han propagado las nuevas variantes del virus”, complementa el doctor Meneses. Además, estudios que usarán como base esta información podrían también determinar si la enfermedad causada por estas nuevas variantes difiere de la que generan las variantes que circulan desde el principio de la pandemia.

“Para nuestra institución es muy importante usar el conocimiento, experiencia, personal altamente calificado y equipamiento disponible para apoyar, en tan difíciles circunstancias, un programa que tiene por objetivo generar información clave que permitirá manejar de menor manera esta crisis sanitaria”, concluye el académico.