Quedan menos de seis semanas para que miles de estudiantes tengan que rendir la Prueba de Selección Universitaria (PSU) el próximo 26 y 27 de noviembre. Período en el que los nervios y la ansiedad suelen aumentar, por lo que es clave tener en cuenta una serie de elementos que pueden ayudar a transitar con tranquilidad esta recta final.

Karem Ramírez, coordinadora académica de PREUNAB, el preuniversitario online y gratuito de la Universidad Andrés Bello (UNAB), asegura que es importante considerar que “más que la memorización, las preguntas de las distintas pruebas privilegian la aplicación de conocimientos, el análisis, la interpretación y evaluación de fenómenos y situaciones, la capacidad de síntesis y la resolución de problemas”

Por ello, la académica entrega cinco consejos para lograr una preparación efectiva en estas últimas semanas:

1. Estudiar sin interferencias

Es clave establecer horarios de estudios y escoger un lugar cómodo y tranquilo, pero sobre todo libre de interferencias, ya que “es necesario desconectarse para lograr un nivel adecuado de concentración”. No se debe estudiar viendo televisión y es necesario apagar el celular, para así no enviar ni responder mensajes por Instagram o WhatsApp.

2. Combinar conceptos con ejercitación

La académica recomienda combinar el aprendizaje de conceptos y la memorización de contenidos con la ejercitación, ya que así es posible poner a prueba lo aprendido de una manera práctica y evaluar si estos han sido adquiridos correctamente. “Retroalimenta los conocimientos mediante preguntas PSU que contengan el desarrollo o explicación de la respuesta, para así poder identificar los errores en aquellos en los que hayas fallado”, explica. En PREUNAB, por ejemplo, se pueden encontrar guías de ejercitación y quiz temáticos, donde luego se pueden revisar los resultados.

3. Calidad por sobre cantidad

Es fundamental privilegiar la calidad por sobre la cantidad de la ejercitación. Se debe trabajar cada ejercicio hasta que lo comprendan totalmente, aclarar las dudas y revisar los conceptos asociados. “Es más importante responder bien que responder mucho. En la medida que aumenta nuestro porcentaje de aciertos, ganamos en seguridad, equivocarse sistemáticamente disminuye la autoconfianza y perjudica el rendimiento”, resalta Ramírez.

4. Afianzar conocimientos

Considerando que quedan menos de seis semanas para rendir la PSU, la experta aconseja “privilegiar afianzar los conocimientos ya adquiridos, enfatizando así el reforzamiento de lo aprendido más que el estudio de nuevas materias“, ya que el tratar de adquirir conocimientos de temas que no se dominan puede generar mayor nerviosismo o ansiedad.

5. Identificar puntos débiles

En estas últimas semanas también es posible reforzar aquellos aspectos en los que los estudiantes se sientan más débiles, para ello Ramírez recomienda “revisar esquemas, cuadros sinópticos, mapas conceptuales, líneas de tiempo, etc., para así identificar cuáles son los contenidos que requieren mayor reforzamiento”.

6. Más y más ejercitación

Para la prueba de Matemática es clave practicar lo aprendido mediante abundante ejercitación, y en el caso de Lenguaje y Comunicación es fundamental continuar ejercitando las competencias lectoras, para ello la académica aconseja desarrollar al menos una comprensión de lectura diaria.