Vocación para una sociedad mejor: lo bueno de ser profesor | Explora Unab

Son muchas las formas que tenemos para aportar en construir una sociedad mejor, la pedagogía es una de ellas, puesto que es una profesión que tiene contacto directo con las personas, donde enseñar y entregar herramientas intelectuales a los demás es el objetivo central.

Acá te contamos más sobre qué implica ser profesor.

Educación para un mundo mejor

La pedagogía es el estudio de la educación y el diseño de estrategias para promoverla en los distintos espacios educativos. Existe una gran variedad de pedagogías diferentes, y según tus intereses puedes estudiar una u otra, cada una de las cuales enseña desde una vereda distinta, como la historia, matemáticas o arte. Independiente de eso, todas tienen puntos en común, como metodologías y estrategias educativas.

Lo bueno de ser profesor es que a través de la profesión puedes lograr cambiar la vida de miles de personas, puesto que le entregarás las herramientas necesarias para entender el mundo.

Transformar a través de la multidisciplinariedad

La educación se da en todas partes a todas las edades, esto implica que ser profesor no es hermético y no se da sólo en las aulas convencionales, sino también en otras áreas de formación, como academias, talleres y en la creación de estrategias educativas.

Lo bueno de ser profesor es que son muchas las ciencias que se unen en una sola profesión.

Por un lado, siempre va a estar la disciplina basal que estudiemos, por ejemplo, lenguaje, luego, aquella se une con distintas áreas que orientan el quehacer del pedagogo, como, por ejemplo, la filosofía, la cual establece las orientaciones necesarias para dirigir los estudios, y las ciencias sociales, que buscarán la forma de aplicar dichas directrices, convirtiéndose en un estudio complejo y acabado.

Vocación por enseñar

Una de las ventajas de ser profesor es que estás en contacto directo con las personas y así puedes ayudarlas en sus necesidades educativas. Cuando te ves enfrentado a un estudiante, no sólo entregas, sino que estás conviviendo con un ser humano complejo que también tiene mucho para entregar y aportarte.

¿Qué implica ser profesor cuando hay vocación? Es un camino de aventuras, una carrera desafiante por lo mismo, no sólo enseñas sobre tu disciplina, sino que también valores y formas de poder insertarse en un mercado laboral y en tu propia comunidad.

Una de las grandes ventajas de ser profesor es que formas personas para que se hagan parte de una sociedad compleja y en constante cambio, de manera integral. Si tienes vocación por la educación, no dudes en estudiar esta carrera que tanto aporta a los distintos sectores de la sociedad.