Una de las decisiones importantes que debe tomar un futuro estudiante universitario es escoger la carrera y la institución en la que se formará como profesional. Sin embargo, es igual de importante conocer si la universidad que tiene tu interés está acreditada o no.

Que una universidad esté acreditada significa que cuenta con una certificación de calidad en sus procesos, planes de estudio y resultados. La importancia de la acreditación radica en las ventajas y los beneficios que puede entregar.

Por lo anterior, a continuación, se detallan las principales ventajas que debes conocer al momento de decidirte por una casa de estudios:

Opta a beneficios estatales en una universidad acreditada

Si la institución de tu interés cuenta con acreditación, podrás optar a financiamiento y beneficios estatales, como becas y créditos. Ten en cuenta que en muchos casos sólo la institución deberá gozar de acreditación, excepto en las carreras de Medicina y Pedagogía, donde la acreditación de la carrera y la universidad son obligatorias.

Te garantiza una formación profesional de calidad

Las universidades deben pasar por un riguroso proceso nacional que evalúa sus características en áreas como gestión institucional y docencia de pregrado. Sin embargo, instituciones como UNAB también deciden someterse voluntariamente a certificaciones aún más rigurosas y de carácter internacional. Este es el caso de la acreditación a cargo de la Middle States Commission on Higher Education (MSCHE), organismo que se encarga de la certificación de prestigiosas universidades como Princeton, NYU o Cornell, donde además UNAB es parte de su proceso de acreditación internacional.

Si bien el prestigio que proyecta la institución es importante, también lo es el reconocimiento de su calidad y formación. Una institución acreditada nacional e internacionalmente goza de reconocimiento público, respaldo y confianza, lo que es sinónimo de calidad académica.

Una universidad acreditada puede someterse a esta validación de manera institucional o por carreras. Una carrera acreditada versus una que no cuenta con certificación, poseen la misma validez y rigor académico, lo que no pone en duda su calidad formativa.

Mejoramiento continuo

Someterse a procesos de acreditación en diversas áreas permite que las instituciones sean más rigurosas a la hora de evaluar sus planes y procesos internos, permitiendo una mejora constante de instalaciones, planes y políticas internas, con el fin de continuar en la senda de la acreditación, lo que sin duda significa avances y mejoras para la comunidad académica.

Estudiar en una institución que no esté acreditada implica, entre sus principales motivos, no poder optar a beneficios estatales, además de no tener la certeza de certificar la calidad de sus procedimientos y resultados.

Antes de decidir a qué universidad le confiarás tu formación profesional, debes tener en cuenta los aspectos antes mencionados y considerar las ventajas y beneficios que tiene estudiar en una institución acreditada.

Conoce nuestras acreditaciones tanto nacional como internacional y también nuestras carreras acreditadas.

Más información sobre acreditación puedes encontrarla en el sitio web de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA)